Aumenta el Mercado Negro de la Algarroba

Aumenta el Mercado Negro de la Algarroba
La garrofa ha pasado de ser un producto que no ha interesado durante años a generar especulación. Este fruto se usa para alimentación como espesante, conservante, edulcorante y en la fabricación de fármacos, entre otras utilidades.
 
Los productores de algarroba de la Comunidad Valenciana muestran su preocupación por el aumento de los robos en su sector, castigado el año pasado por unas condiciones climatológicas adversas, según informa La Unió de Llauradors en un comunicado.
 
La campaña pasada resultó "bastante atípica", pues tuvo un importante descenso de cosecha por unas condiciones climatológicas adversas, lo que llevó a La Unió a calificarla como "una de las más bajas de la historia reciente".
 
Sin embargo, la actual temporada se ha vuelto ya a los niveles normales de los últimos años "y además con un fruto de gran calidad" y los agricultores esperan una producción similar a la media de las últimas campañas, sobre unas 18.000 toneladas, exponen. 
Esta última circunstancia unida al hecho de que los precios sean parecidos a la campaña pasada, sobre unos 0,21 euros/kg de media, "provoca también una mayor atracción para que este fruto seco sea robado".
 
De hecho se detecta un incremento de los robos en las zonas productoras, con especial incidencia en la comarca castellonense del Maestrat, alertan, donde existe mayor superficie de cultivo, en la que se prevén unas 6.000 toneladas. 
 
Otras comarcas con gran producción de algarroba, aunque hay plantaciones en todas las zonas de interior, son la Plana Alta en Castellón y el Camp de Túria, Los Serranos y la Hoya de Buñol en Valencia. Los productores de algarroba alertan de un posible mercado negro en la algarroba y por ello instan a inspeccionar todos los posibles almacenes sospechosos de comercializar mercancía robada.
 
La Unió reclama un mayor control y vigilancia en los campos de esas zonas y también en los puntos de venta de mercancía robada, "verdadero centro de atención para atajar con estos robos". En este sentido La Unió reclama la colaboración de los almacenes que compran algarroba a los productores con las fuerzas de seguridad del Estado para que trasladen enseguida una posible mercancía proveniente de un robo.
 
La algarroba se consideraba hasta hace poco una producción marginal y con precios que no compensaban su cultivo. Pero últimamente está siendo un complemento de renta para sus productores al empezar a ser más demandado por las empresas transformadoras, haciéndolo un poco más atractivo tanto para los agricultores como para los ladrones de cosechas.
 
A los agricultores les preocupa la gran especulación que hay con este cultivo porque se encuentra en manos de un monopolio en manos de pocas empresas. Cuidan los agricultores los árboles todo el año y efectúan las laboriosas tareas de recolección para percibir apenas entre 0,21 y 0,30 euros por kilo como mucho y quienes venden la pasta luego, que se extrae para alimentación pueden obtener bastantes ingresos.
 
Del procesado de la algarroba se extraen espesantes, conservantes, edulcorantes o productos para la industria farmacéutica.
 
 
Noticia original de El Mundo  | ECONOMÍA  | La Unió de Llauradors. Para ver noticia original clicar aquí. Fotografía original de la Guardia Civil, Ministerio del Interior.

Dejar una Respuesta

* Nombre:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Codigo Seguridad

Search

Visita la Tienda de Caroubé

Galletas de Trigo y Algarroba

2.4€