Algarrobos

El Algarrobo es un árbol autóctono del litoral Mediterráneo, y su fruto ya era consumido desde la antigüedad (Fenicios, Griegos, Romanos, Árabes,...), formando parte de la cultura de muchas regiones españolas. Es robusto, muy resistente a la sequía, a las plagas y no necesita muchos cuidados. Puede vivir en terrenos en los que otros árboles no lo lograrían, como acantilados, terrenos muy pedregosos, alcalinos y de baja calidad.

Durante milenios los algarrobos han servido de sustento para la alimentación del ganado, aunque también han estado presentes en la base alimentaria de las personas, sobre todo en épocas de hambruna. Aunque su cultivo no necesita de extremos cuidados, la recolección del fruto es manual y se adapta muy bien a la "agricultura a tiempo parcial". Actualmente las modernas plantaciones del Levante español ya se empiezan a mecanizar.

Los algarrobos son necesarios para la conservación de nuestro ecosistema. Ideales para las zonas más áridas del país, son tolerantes a la salinidad, permitiendo su cultivo en zonas costeras, donde hay tantos problemas con las plantaciones de palmeras, al ser atacadas por el "picudo" o "morrut", acaban enfermas y muriendo la mayoría de ellas.

Muy resistente por su naturaleza a las plagas, no necesita productos químicos para su cuidado, siendo una perfecta elección para la promoción de las explotaciones agrícolas ecológicas. Desde este espacio queremos hacer llegar de una forma sencilla y clara, toda la información que rodea a los algarrobos, un árbol muy beneficioso para el equilibrio natural del ecosistema y que por desconocimiento sigue sin estar lo suficientemente valorado.

Algarrobo Centenario del Valle de Lecrín (Granada)

Algarrobo centenario en Granada, fotografía extraída del blog Sequoia-Jardines Blogspot

Visita la Tienda de Caroubé

Crema de Algarroba, 375gr

5.5€