Clima y Suelo

El Algarrobo Ceratonia Siliqua, es propio de países con Clima Mediterráneo y una altitud menor de 500 metros.

Crece cerca del mar, pero a unos 40 kilómetros hacia el interior, tiene mucha tolerancia a la salinidad, igual que la Palmera Datilera y el Pistacho. Es sensible al frío, perjudicándole las temperaturas inferiores a 2°C, sobre todo si la bajada se produce bruscamente y con humedad. El calor le daña si pasa de los 45°C y es muy resistente a la sequía, le bastan unos 220 mm de agua al año para vivir y dar frutos. 

Se adapta bien a distintos tipos de terrenos, prefiriendo los calcáreos de consistencia media o suelta, por ser permeables. El Algarrobo suele encontrarse en los peores terrenos, es fuerte ante las plagas y exige pocos cuidados.

Produce frutos en circunstancias desfavorables y en terrenos en donde no es posible el cultivo de otras especies.

Morfología y Fisiología

El Algarrobo es un árbol muy adaptado al clima seco, suelos secos y pedregosos, principalmente calcáreos y a la salinidad, pero sensible al frío. Si los inviernos son suaves, casi no tiene parada invernal, pero los meses de más frío sí tiene una parada en su desarrollo. No es una leguminosa fijadora de nitrógeno (no establece simbiosis sistémicas con bacterias de nitrificación). Es un árbol Perennifolio, de gran presencia y ramificación abundante, pero no vertical en su crecimiento. Suele medir entre los 8-10 metros de altura, la copa es densa y ancha, de forma semiesférica o globosa, con brotes en la base de las ramas o en la base del tronco, los troncos de unos 80-90cm de diámetro. Es un árbol longevo, hay ejemplares de unos 300 años, con troncos de unos 2 metros de diámetro y más de 15 metros de altura.  

Raíces: Posee unas raíces potentes y extendidas, así se nutre de un gran volumen de suelo. De crecimiento lento, pero con mucho desarrollo final, que supera en dos o tres veces el volumen de la copa. Se ramifican por encima del suelo, con formaciones gruesas en su parte superior más cercana al tronco. Sus raíces se caracterizan por tener una raíz principal que se hunde verticalmente, profunda y robusta con numerosas raíces laterales rastreras que se extienden entre 20-40 metros, proporcionándole humedad y nutrientes, de una gran extensión de terreno.

Tronco, Raíces y Ramas de un Algarrobo adulto

Tronco: La media es de unos 80-90cm, pero en los árboles ya más adultos, es grueso y robusto, entre 1-1,5 metros de diámetro y corto. Con marcados canales de circulación de savia, que le da un aspecto tortuoso. La corteza es rugosa en su base y en la parte alta del tronco y la base de las ramas, es lisa. El color del tronco es entre gris, pardo y rojizo y su madera suele ser dura, rojiza, brillante y muy resistente a la humedad.  

Ramas, Hojas y Flores: Ramas gruesas y largas tienden a tomar direcciones verticales u horizontales. Su copa es amplia, verde y densa. Las hojas son compuestas, perennes, pinnadas, con 6 a 10 foliolos, un tacto parecido al cuero y de un color verde más o menos intenso, según las variedades. Las hojas son de forma elíptica redondeada, entre 10 a 20 cm de largo. Sus flores pueden ser femeninas, masculinas o hermafroditas, según la variedad del árbol. Independientemente del tipo que sean, sexo que sean, sus flores salen formando espigas más o menos largas y compactas. Las flores son pequeñas y se encuentran reunidas en racimos. Cada racimo posee 10-12 flores, de colores verdes o rojizos sin corola. En general las flores masculinas son más cortas que las femeninas, más compactas y numerosas en el árbol. Nacen cuando el árbol tiene de 3 a 5 años y aparecen escalonadas desde julio a diciembre.  

Flores y Hojas del Algarrobo

Fruto: El fruto se llama Algarroba, es una vaina comestible, comprimida, coriácea, alargada o con forma retorcida, de 10-22cm de longitud, 2-3cm de ancho y 1cm de grueso. Esta legumbre no se abre para soltar las semillas cuando está madura, aunque éstas sí se encuentran libres en su interior. Tiene unas gruesas paredes con alta acumulación de azúcares y taninos. Permanece verde y  de aspecto carnoso cuando es joven y durante el invierno se muestra inactiva. Crece rápidamente entre febrero hasta finales de mayo-principios de junio, entonces alcanza su máximo tamaño. En el mes de julio su color verde cambia a chocolate oscuro y madura del todo a principios de septiembre. Cuando está en su punto de maduración se torna entre rojo oscuro-negro, según la variedad, pero siempre con brillo. Después empieza a perder agua hasta su punto más alto de maduración y ya se puede recolectar. La fase de crecimiento llega casi a los 11 meses, se da entonces en el árbol el fruto ya maduro y el nacimiento de las nuevas flores. Los frutos salen aislados o agrupados de 1 a 6 frutos por racimo.  

La Algarroba está formada por: 

  • Epicarpio: es la piel o la capa más externa del fruto, coriáceo, fibroso, brillante y de color oscuro.
  • Mesocarpio, es la pulpa y representa entre el 75-90% del fruto entero, es muy dulce, carnosa y de textura harinosa.
  • Endocarpio, es la parte del fruto y los espacios, que rodea a las semillas, de color claro, brillante y fibroso.
  • Semilla, presenta varias dentro del fruto, son ovaladas, brillantes, lisas, de color oscuro y representan casi el 10% del fruto entero. 

Semillas: La simiente de la Algarroba se llama Garrofín. Cada algarroba lleva dentro entre 6 a 12 garrofines, según las variedades. Es aplanado y oval con punta, de color rojizo oscuro-casi negro, brillante y liso. Con tamaño de unos 9-10 milímetros de largo y 6-8 mm de ancho. Son muy duros y están rodeados de una cutícula brillante impermeable. Esto los hace muy resistentes a la germinación y al mismo tiempo les permite conservar su viabilidad durante 4-5 años. 

El Garrofín está formado por: 

  • Epispermo, es la cáscara que cubre a la semilla, formada principalmente por celulosa, lignina y taninos, representa el 30-33% de la semilla.
  • Endospermo: está bajo la cáscara y es el tejido de reserva del embrión para la germinación, representa el 42-46% de la semilla.
  • Germen, es el embrión y representa el 23-25% de la semilla.

Algarrobas y Garrofines

 

Texto de elaboración propia a partir de distintas fuentes, destacando entre otras: 
“Guía para el Cultivo y el Aprovechamiento de los Algarrobos y Trupillos”, Prosopis Juliflora (Swartz) Dc., y Prosopis Pallida (H & B. ex Willd.) H.B.K., autor: Ángel Díaz Celis, Convenio Andrés Bello, Bogotá-Colombia. 
“Hojas Divulgadoras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Cultivo del Algarrobo”, Juan Tous Martí, 1.984. 
“Hojas Divulgadoras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Comercialización y Variedades de Algarrobo”, Juan Tous Martí, 1.985. 
”Prospección de Variedades de Algarrobo en las Islas Baleares”, J.Tous, I.Batlle, J.Rallo, A.Romero, Palma de Mallorca, 2.001. 
"Tratado de Fruticultura para Zonas Áridas y Semiáridas Vol. II Algarrobo, Granado y Jinjolero”, Pablo Melgarejo Moreno y Domingo M. Salazar Hernández, AMV.EDICIONES, MUNDI-PRENSA, 2.003.

Visita la Tienda de Caroubé

Galletas de Trigo y Algarroba

2.4€