TIPOS DE ALGARROBO

Existen dos tipos de Algarroba: la blanca y la negra. Las variedades de vainas negras, son las más extendidas. Del Algarrobo Europeo (Ceratonia Silicua) son muchas las variedades cultivadas en España. Aunque entre unas y otras existen diferencias, botánicamente no se han estudiado como en otras especies de frutales. Se distinguen unas de otras por el color, grosor, longitud del fruto y a veces al no estar clasificadas, las variedades se confunden por sus nombres. Por lo general, las variedades más cultivadas en España suelen ser unisexuales, con flores sólo masculinas o sólo femeninas, aunque también hay plantaciones con variedades de flores hermafroditas. José María Mateo Box, en su Prontuario de Agricultura y en colaboración con el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, indica que las variedades más plantadas en España son la Negra y la Matalafera.  

VARIEDADES CON FLORES HERMAFRODITAS

Variedades de Algarrobos de flores Hermafroditas: En algunas regiones, se las conoce como macho garrofero, mascle floridor, borroses, ondaes, bort mascle, etc. Estos árboles se caracterizan por tener una ramificación poco densa. Sus hojas son gruesas, oscuras y poco relucientes. El fruto se adhiere bastante a la rama que lo sostiene, dificultándose la recolección. Normalmente se las utiliza como polinizadores. La mayoría de estas variedades están sin clasificar y muchos agricultores las confunden con las variedades de flores masculinas.

Dentro de las pocas variedades cultivadas reconocidas de este tipo, se encuentran: Bugadera, Bautista, Blanca y Misto. Se distinguen por proporcionar buenas producciones. Sus frutos se caracterizan por tener un buen rendimiento en garrofín, gran cantidad de celulosa y poco contenido en azúcar. 

VARIEDADES CON FLORES MASCULINAS

Algarrobos de flores Masculinas: Se las conoce como bordes o borts. No dan fruto y se diferencian de los árboles de flores femeninas, por su mayor vigor, ramas más cortas, brotes rojizos, sus hojas son más grandes, relucientes y de un color verde más oscuro. Son más sensibles al frío y a las variaciones climáticas. Entre estos grupos de variedades masculinas existen sin estudiar muchos clones distintos, distinguiéndose cada uno de ellos por su mayor o menor capacidad para fecundar a las variedades de flores femeninas.

VARIEDADES CON FLORES FEMENINAS

Algarrobos de flores Femeninas: Dentro de este tipo se encuentran la mayor parte de las variedades cultivadas en España. El color, anchura, grosor, longitud y composición química de las garrofas, es distinta dependiendo de la variedad y las diferentes condiciones del clima y del suelo en el que se cultiven. Entre ellas, las variedades más cultivadas en España son: 

Negra o Negreta: Es el nombre que recibe en las comarcas de Barcelona, Tarragona y Castellón. En Valencia se la conoce como CasudaMollar y Donzell, en Murcia se llama Mollar y en Mallorca se llama Negreta, Pich de Beya o De la Mel (en castellano “de miel” por el dulzor parecido al de la miel, es una de las variedades más dulces, originaria de Baleares). Su mayor centro de producción es Cataluña. El árbol es frondoso, espeso y de gran tamaño. La garrofa es de gran calidad, de color negro, muy brillante y de buenas dimensiones (12 a 16cm de longitud) y de pedúnculo corto. Su pulpa, blanca, es muy abundante, dulce y azucarada. Su rendimiento en garrofín oscila entre el 8-9%. Las cosechas son algo irregulares, sobre todo si se descuida el cultivo. 

Melar o Melera: Es conocida en algunos lugares con el nombre de Vera, Llisa y Roya. Se cultiva en ciertas comarcas de Valencia y Alicante. Árbol vigoroso, frondoso, con ramas muy nudosas y abundantes. Las hojas son pequeñas y de color verde claro. La garrofa tiene color rojizo y de 15 a 18cm de longitud. Pulpa blanca con gran contenido en azúcares. Su producción es regular y abundante, especialmente si se cultiva en terrenos de buena calidad. 

Matalafam o Matalafera: Originaria de la Comunidad Valenciana, es una de las variedades más tempranas. Se cultiva en Castellón, Valencia y Alicante. Se caracteriza por tener vigor medio, ramificación abierta, poco frondosa, hojas grandes y ramas derechas y lisas. Las garrofas son muy largas (18 a 22cm de longitud), gruesas, anchas, de buena presencia, pero poco dulces. Su rendimiento en garrofín está entre el 8-9%, son de color rojo oscuro, casi negro. Se caracteriza porque el fruto sale en racimos o manojos. Su producción es constante y abundante. 

Caches: Variedad cultivada en la Comunidad Valenciana. El árbol tiene un ramaje muy claro, poco tupido y arqueado hacia el suelo. Vigor medio y hojas bastante grandes. La garrofa es rojiza oscura, de buenas dimensiones, ancha y pobre en pulpa azucarada. Los frutos salen en racimo o manojos, su producción es constante. 

Cuerno de Cabra o Banya de Cabra: Esta variedad probablemente, es una sub-variedad de la anterior. Se cultiva en algunas comarcas de Valencia, Tarragona y Barcelona. Árbol vigoroso, de porte llorón, bastante frondoso y de hojas grandes. Sus flores son muy largas y la garrofa se distingue de la de Caches por el arqueado de sus frutos que toman la forma de cuerno. La pulpa es escasa y de sabor desagradable, tiene buen rendimiento en garrofín, su producción es abundante, aunque algo alternante. 

Costilla de Asno, Costella de Ruc o Costella: Se cultiva en algunas comarcas de Tarragona, Castellón y Valencia. Árbol de gran porte, frondoso y muy productivo. Las garrofas se caracterizan por ser extremadamente largas (18-21 cm), anchas y gruesas. Es pobre en pulpa azucarada y el rendimiento en garrofín bajo, por lo que es una variedad con muy poco interés comercial. 

Rojal: Principalmente se encuentra en ciertas comarcas de Barcelona y de Tarragona. En algunas zonas se la conoce también con el nombre de Valencià o Valenciana. El árbol alcanza grandes dimensiones. El follaje es denso y de un color verde oscuro. El tronco y las ramas son bastante lisos. Es sensible a los descensos rápidos de temperatura, pero resistente a ciertas enfermedades, como el oídio. El fruto es de color canela oscuro y de una longitud comprendida entre los 17 y 20cm. El rendimiento en garrofín es aproximadamente del 11%, su producción es regular y abundante. 

Tendral: Esta variedad se cultiva principalmente en las comarcas colindantes entre las provincias de Tarragona y Barcelona. El árbol, de porte semi-llorón, cuenta con gran cantidad de hojas de color verde claro reluciente. El tronco y las ramas son completamente lisos. Es sensible al frío y al oídio, pero al mismo tiempo resistente a ciertas plagas como la cochinilla aspidiotus hederae L. La garrofa, de color marrón oscuro, tiene una longitud de 15 a 17cm, es ancha y gruesa. Es una variedad bastante productiva, aunque sus cosechas son algo irregulares. 

Costella o De la Canal: Es una variedad autóctona de Mallorca. El árbol posee escasa ramificación y pocas hojas, grandes, algo redondeadas y de color verde oscuro. La garrofa tiene un pedúnculo corto, es de color castaño claro, de consistencia leñosa, poco azucarada y mide de 18 a 22cm de largo. Se caracteriza porque el fruto se presenta en manojos. Es muy resistente al frío, las cosechas son abundantes, principalmente en las zonas costeras. 

Durayó, Duraiona o Uraiona: Es una variedad típica de la isla de Mallorca, aunque se cultiva igualmente en Ibiza. El árbol es de gran vigor, poco frondoso, productivo, sensible al frío y de crecimiento lento. Sus hojas son grandes y de color verde claro. La garrofa tiene un pedúnculo largo, piel rugosa y suturas muy pronunciadas. Su longitud es de 15 a 20cm y su color rojo castaño. Es rica en azúcares y su rendimiento en garrofín está entre el 9-10%. 

Castellana: Es la variedad que más se cultiva en Andalucía Oriental predominando en la provincia de Málaga. Esta variedad engloba a dos tipos o sub variedades llamadas vulgarmente Sagalonga y Rubia. Esta última produce garrofas de longitud inferior. Árbol vigoroso, frondoso y de producción variable según las zonas de cultivo. Las garrofas son de color marrón oscuro, anchas, gruesas y de longitud comprendida entre los 10-12cm (Rubia) o 15-17cm (Sagalonga). Su rendimiento en garrofín suele oscilar entre el 10-12%. 

Bravía: Variedad de la que se encuentran árboles diseminados y en estado silvestre en las estribaciones montañosas de la provincia de Málaga. Árbol de vigor medio, de producción variable y muy alternante. La garrofa es delgada y de color marrón oscuro. Su longitud oscila entre 12-14cm. La pulpa es escasa, de constitución leñosa y muy poco azucarada. Su rendimiento en garrofín es alto, pues oscila entre el 15-17%. 

Fuentes: 
“Hojas Divulgadoras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Cultivo del Algarrobo”, Juan Tous Martí, 1.984.
“Hojas Divulgadoras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: Comercialización y Variedades de Algarrobo”, Juan Tous Martí, 1.985.
”Caracterización Morfológica, Composición Química y Valor Nutritivo de Distintas Variedades de Garrofa (Ceratonia silicua L,) Cultivadas en España”. Tesis Doctoral: Elena Albanell Trullas, Universidad Autónoma de Barcelona, Facultad de Veterinaria. Bellaterra, Septiembre de 1990.

Visita la Tienda de Caroubé

Galletas de Trigo y Algarroba

2.4€